El cuaderno del alumno como instrumento de evaluación ¿cómo implementarlo?

Dentro de los instrumentos de evaluación del enfoque formativo, existe uno, el cual nos puede ser de gran utilidad, pero pocas veces se le toma en consideración, éste es el cuaderno del alumno. Perteneciente a la técnica del desempeño, dicho instrumento, nos permite evaluar las tres dimensiones de una competencia, esto es: conocimientos, habilidades, actitudes y valores.

¿Qué es el cuaderno del alumno?

Se trata de un elemento que suele verse como el espacio en el cual el alumno realiza los trabajos que el docente indica. Para los maestros, representa una evidencia de que el alumno trabaja y aprende; es decir, muestra lo que el docente espera de los estudiantes. En este sentido, el cuaderno puede ser un instrumento de gran valor para el aprendizaje y la evaluación, un lugar en el que se puedan reflejar las ideas, los pensamientos y la diversidad de los estudiantes.

Para que sea de verdadera utilidad en la evaluación formativa, se requiere que el cuaderno forme parte de un proceso planificado, basado en los aprendizajes esperados, por lo cual, dicho plan debe ser compartido con los alumnos.

Como ya se ha señalado, el cuaderno es el lugar donde el estudiante registra el desarrollo de las evidencias de sus desempeños y avances cotidianos y en el que el maestro puede dar seguimiento al trabajo de los alumnos, así mismo es un espacio propicio para realizar realimentaciones que generen la reflexión y orienten para la mejora de los procesos. Para esto, el docente debe fomentar que el alumno:

Ordene y diferencie las notas y las actividades que realiza.

Cuente con un espacio para escribir sus opiniones, ideas y reflexiones.

Registre procesos de elaboración colaborativa.

Anote sus reflexiones acerca de cómo aprende.

El maestro debe hacer realimentaciones que generen la reflexión y argumentación por parte de los alumnos, también debe fomentar que el alumno revise sus producciones y lleve a la práctica las observaciones hechas por el docente, con el fin de volverse más consciente de su desempeño e identificar lo que puede mejorar.

¿Cuáles son las características de una realimentación formativa?

-Involucra aspectos cognitivos y psicoemocionales de los estudiantes

-Se brinda en todas las evaluaciones porque es sistemática

-Se dirige hacia el futuro, pues analiza el pasado para que en el futuro haya mejores resultados

-Orienta sobre cómo mejorar el aprendizaje y la enseñanza

-Es descriptiva, clara y comprensible

Cinco aspectos que nunca debes perder de vista al realimentar:

– Valorar el logro del alumno.

 -Establecer la brecha entre el aprendizaje logrado y el esperado.

-Explicar al alumno lo que llevó a cabo para aprender.

-Dar orientaciones para que el alumno analice su proceder.

-Llegar a acuerdos y dar orientaciones para lograr el aprendizaje

¿Cómo se aplica la evaluación formativa en el cuaderno del alumno?

Esta visión del cuaderno facilita enfocar la atención hacia la formación de cada individuo y no hacia la simulación (cantidad de trabajos, por ejemplo), ya que permite dar seguimiento a los procesos de cada alumno mientras ellos elaboran un producto y destacan sus progresos al desarrollarlo al mismo tiempo que visualizan áreas de oportunidad para mejorar su desempeño.

Para lograr mejores aprendizajes con el cuaderno, es importante utilizarlo en productos elaborados en situaciones auténticas, esto es que se privilegie la reflexión y la comprensión por encima de la memorización o repetición,

Es necesario considerar que el proceso de construcción del aprendizaje esperado es más importante que el cuaderno en sí, pues este es únicamente un contenedor. Es decir, se debe evitar considerarlo un medio –bonito, limpio y ordenado- para calificar a los estudiantes, basándose en la idea de que todos los alumnos realicen los mismos trabajos, de igual manera y a un mismo tiempo.

 Así mismo, al implementar el cuaderno como instrumento de evaluación se deben tener claros algunos aspectos como los son: el nivel educativo, los elementos curriculares del programa de estudios, el tema y sobre todo el aprendizaje esperado que se desea evaluar.

Indicaciones acerca de cómo emplear el cuaderno del alumno como instrumento de evaluación

• Debe ser elaborado de manera individual por cada alumno

• Tendrá la realimentación del docente.

Debe considerar que los alumnos incluyan los siguientes apartados:

“Lo que debo recordar”, ahí anotarán las ideas centrales de los temas abordados.

“Mis reflexiones” sobre conocimientos que consideren importantes para su vida.

“Cómo le hice para”, en esta sección registrarán los procesos que identificaron durante la elaboración de los diversos trabajos.

“Cómo trabajamos en equipo”, en este apartado registrarán los procesos de trabajo colaborativo.

“Cómo puedo mejorar”, en este apartado deben realizar sus propias reflexiones considerando los comentarios del docente.

Ejemplo de realimentación formativa en el cuaderno de un alumno , el cual se está utilizando como instrumento de evaluación (se muestran primero el nivel educativo, la asignatura, el tema y el aprendizaje esperado que se está trabajando) :

Nivel educativo: Primaria  
Campo de Formación: Exploración y comprensión del mundo natural
y social.  
Instrumento de evaluación: Cuaderno del alumno  
Grado: 6º   Asignatura: Ciencias naturales  
Contenido o tema: Estilo de vida saludable: dieta correcta, consumo de
agua simple potable, activación física, descanso y esparcimiento.  
Aprendizaje esperado: Analiza las ventajas de preferir el consumo
de agua simple potable en lugar de bebidas azucaradas.

Apartado del cuaderno del alumno: “Mis reflexiones”

Como se puede apreciar, la realimentación es formativa, ya que el docente da pautas al alumno para que mejore el aprendizaje a través de la investigación; de igual manera le plantea situaciones auténticas, ya que en lugar de buscar definiciones o realizar ejercicios memorísticos, invita al estudiante a la reflexión y a emplear lo que ya conoce para aplicarlo en su contexto.

El cuaderno del alumno es un instrumento de evaluación muy útil para implementar el enfoque formativo, permite la realimentación con fines de mejora y favorece la metacognición. Solo es necesario reiterar que debe ser parte de un proceso cuidadosamente planificado, teniendo siempre en cuenta el aprendizaje que se quiere lograr en los alumnos.

¡Esperamos que la información te haya sido de utilidad!

Referencias: ¿Cómo mejorar la evaluación en el aula? Ravela, Pedro, Picaroni Beatriz, Lourero, Graciela, SEP, 2017

Las estrategias y los instrumentos de evaluación desde el enfoque formativo, SEP, 2013

febrero 21, 2019

Etiquetas: , ,
  • En particular como profesor de matemática, considero que es uno de los instrumentos de evaluación más importante, pues a través del mismo se pueden registrar los progresos del estudiantes en diversas áreas, entre ellas: ¿Cómo el estudiante analiza y resuelve los problemas?, asimismo, con la debida orientación se le puede ayudar a mejorar otras habilidades como la organización, la ilustración, creatividad y el cumplimiento de deberes entre otros.

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.