20 diferentes instrumentos e ideas para evaluar a los alumnos

Durante mucho tiempo, el examen escrito ha sido la opción más empleada para evaluar a los estudiantes, sin embargo cada vez son más los profesores que optan por otras alternativas que permiten a los estudiantes demostrar lo aprendido. Es bien sabido que la evaluación es una parte esencial del proceso educativo, por ello es importante que se cuenten con diferentes herramientas, técnicas e instrumentos que permitan implementarla bajo un enfoque formativo y que nos oriente hacia la mejora de los aprendizajes.

Opciones de evaluación diferentes al examen tradicional

Diferentes formas de evaluar a los alumnos

En la actualidad existen diversas herramientas distintas al examen tradicional para evaluar a los alumnos, como las rúbricas, las listas de cotejo, el portafolio de evidencias, entre otros. De igual manera es preciso señalar que hay actividades o productos que pueden emplearse para el mismo fin como: maquetas, obras de teatro o audios; los cuales si se establecen criterios bien definidos, puede ser muy útiles para evaluar el aprendizaje.

A esto hay que añadirle las alternativas que nos ofrece la tecnología mediante diversas plataformas o aplicaciones, por lo que tenemos a nuestro alcance muchas opciones para poder evaluar de manera pertinente el aprendizaje de los estudiantes.

A continuación te compartimos una serie de instrumentos, actividades, productos y herramientas tecnológicas para poder evaluar a los alumnos, los cuales pueden ser utilizados y adaptados a diferentes niveles educativos.

20 formas diferentes de evaluar a los alumnos

Instrumentos para evaluar a los alumnos

Rúbricas de evaluación

Se tratan de un cuadro de doble entrada en el que se integran los criterios o indicadores a evaluar, los niveles de logro, así como los descriptores de logro. Este instrumento es muy útil ya que explicita de forma clara, tanto para los alumnos como para el propio docente, los criterios o indicadores de desempeño, así como los distintos niveles de calidad en ellos. Esta especificidad posibilita una adecuada evaluación y por ende se puede brindar una pertinente retroalimentación a los estudiantes.

Cuaderno de los alumnos

El cuaderno es el espacio en donde el estudiante realiza las actividades que el profesor le indica, es también una evidencia de que el alumno trabaja y de que está aprendiendo. Es por ello que este instrumento puede resultar altamente útil para evaluar el aprendizaje. Para ello es necesario que se planifique bien el proceso, y que éste sea basado en los aprendizajes esperados. 

Para emplear el cuaderno como instrumento de evaluación se promueve que el alumno integre un espacio para que pueda ir anotando sus opiniones, ideas y reflexiones acerca de las actividades que va realizando, así como de sus avances y dificultades. De igual manera es preciso que el docente realice retroalimentaciones (en el cuaderno) que fomenten la reflexión y la argumentación de los estudiantes.

Portafolio de evidencias

Se trata de un concentrado de evidencias que posibilita integrar información acerca del desempeño del estudiante. Se compone de trabajos y diferentes producciones realizadas de forma individual o en equipo. Una de las condiciones es que las evidencias que se incluyan sean significativas y den cuenta del avance del alumno a lo largo de una secuencia didáctica, un trimestre, un proyecto o un curso.

 La implementación se realiza en conjunto con el estudiante, se establecen los objetivos o propósitos, se seleccionan las evidencias a integrar, las cuales deben ser previamente evaluadas y calificadas.  Posteriormente se establecen tiempos para analizar las evidencias, y reflexionar acerca de los avances y aspectos a mejorar.

Lista de cotejo

Una lista de cotejo es un cuadro de doble entrada, en la columna izquierda se anotan los criterios a evaluar y en la fila superior se incluye una escala de valoración dicotómica, normalmente sí/ no. Es indispensable que en los criterios se consideren aspectos importantes del proceso de aprendizaje.

Guía de observación

Es un instrumento con una lista de indicadores que pueden diseñarse como afirmaciones o preguntas que orientan lo que se desea observar. Puede emplearse para observar las respuestas o el desempeño de los alumnos durante una secuencia didáctica, un proyecto, un trimestre o el tiempo que el docente determine.

Ejemplo de Guía de Observación:

Ejemplo de Guía de observación para evaluar

Te recomendamos leer: Instrumentos de evaluación: Ejemplos de Guía de observación, Diario de clase, Registro anecdótico y Escala de actitudes

Actividades, productos e ideas para evaluar a los alumnos

Las siguientes actividades/ productos pueden ser empleados para evaluar; para ello se recomienda tener los indicadores o rasgos a evaluar bien definidos.

Mapa conceptual

El mapa conceptual y en general cualquier organizador gráfico (mapa mental, cuadro sinóptico, etc;) puede resultar muy útil para emplearlo como instrumento para evaluar. Un organizador gráfico es una representación visual que comunica una estructura lógica de un tema o contenido.

Estos pueden ser utilizados en cualquier momento del proceso de enseñanza, pero son especialmente útiles al final del mismo como herramienta de evaluación, ya que permiten al alumno representar las ideas y conceptos  aprendidos acerca del tema.

Línea del tiempo

La línea del tiempo es una representación gráfica de periodos cortos, medianos o largos (años, décadas, siglos o milenios). Mediante ella se pueden señalar la duración de distintos hechos o procesos, identificar cuáles sucedieron de manera simultánea, entre otros aspectos. Es especialmente útil para evaluar temas de la asignatura de historia.

Maqueta

Una maqueta (también conocida como diorama) es una representación o modelo a escala de un objeto. Mediante ella se permite a los alumnos plasmar su creatividad y puede ser empleada por ejemplo para representar la estructura de un volcán, explicar los distintos tipos de relieve o algunas escenas relacionadas con la vida en la prehistoria.

Juegos

El juego es una manera muy divertida de evaluar los aprendizajes que han logrado los alumnos acerca de un tema. Existen algunos juegos conocidos que pueden ser adaptados para concursos de preguntas y respuestas como por ejemplo: tronar globos, en el cual se pueden meter previamente preguntas en ellos; otro ejemplo es la ruleta preguntona. Con un poco de creatividad se puede hacer de la evaluación algo muy divertido.

Obra de teatro

Las obras de teatro son una excelente opción para que los alumnos puedan demostrar lo aprendido en diversas asignaturas al tiempo que desarrollan la creatividad y su imaginación. Pueden utilizarse para representar pasajes históricos, biografías de diferentes personajes, entre otras temáticas.

Otra de las ventajas es que al redactar el guion se trabaja la expresión escrita, así mismo al presentar la obra se promueven otras facetas relacionadas con las artes.

Cómic o historieta

El cómic o historieta es una serie de dibujos que da cuenta de un relato, puede estar acompañado o no de texto. Es posible emplearlo para evaluar temas de distintas asignaturas, ya que los alumnos pueden expresar lo aprendido de manera diferente y divertida.

Debate

Un debate es un acto de comunicación en el cual dos o más personas opinan acerca de uno o más temas defendiendo su postura. Al emplearlo en el aula, los estudiantes apoyan sus opiniones en los conocimientos adquiridos sobre el tema para poder argumentar de mejor forma.

Baile

Mediante el baile se permite a los alumnos demostrar de manera creativa  y simbólica lo aprendido acerca de un tema. Al mismo tiempo, cuando eligen la música y preparan la coreografía desarrollan distintas habilidades. ¿Cómo sería la coreografía y la música para explicar el Sistema Solar? ¿O sobre las partes de la célula?

Acróstico

Un acróstico es una composición poética o normal en el que las letras con que inician cada verso u oración son leídas en sentido vertical y forman un vocablo o una frase. Puede ser empleado para que los alumnos den cuenta de lo aprendido de un tema.

Por ejemplo, se les puede solicitar que plasmen lo que saben acerca del magnetismo, para ello deberán escribir de forma vertical la palabra “magnetismo” y con cada letra inicial de esa palabra deberán expresar una idea acerca del tema.

Grabación de audio

En una grabación de audio los alumnos pueden expresar lo aprendido acerca de distintas temáticas. Para ello el docente puede previamente diseñar preguntas orientadoras acerca de un tema, sin que esto se convierta en un cuestionario, sino para que sirvan de guía al estudiante para poder expresar sus conocimientos.

Herramientas digitales para evaluar

Kahoot!: En esta plataforma el docente puede crear “quizs” en línea, para que los alumnos los respondan de manera individual o en equipo. Las preguntas son elaboradas por el profesor, pero también puede reutilizar kahoot! ya creados.

Google Forms: Esta herramienta permite a los profesores crear formularios en línea, para evaluar los temas estudiados. Una de las ventajas de utilizarla es que ofrece estadísticas para poder evaluar y corregir de forma sencilla.

Quizizz: Esta plataforma permite crear tests en línea para luego enviarlos a los estudiantes. Una vez contestados, el docente recibe los resultados en los cuáles se pueden identificar los avances y lo que se necesita reforzar.

Infografías: Mediante las infografías los estudiantes pueden plasmar de forma visual lo aprendido de un tema. Al elaborarla analizan lo que aprendieron, lo sintetizan y lo dan a conocer de manera sencilla y atractiva. Algunas de las mejores herramientas para elaborarlas son: Canva y  Piktochart.

Formative: Esta aplicación permite enviar a los alumnos materiales, lecciones así como preguntas para que puedan responderlas rápidamente mediante una tablet. Una de las ventajas de esta herramienta es que el profesor recibe las respuestas en tiempo real, por lo que los puede evaluar de inmediato.

Conclusiones

La evaluación debe ser un proceso cuidadosamente planeado, por lo que es recomendable que al utilizar cualquiera de los instrumentos o herramientas que acabamos de analizar, se diseñen previamente indicadores que incluyan aspectos relevantes del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Así mismo, es preciso que ofrezcamos a los estudiantes distintas alternativas para que puedan demostrar lo que han aprendido ya que de esta forma la evaluación será inclusiva. FIinalmente no debemos olvidar el enfoque formativo, por lo que al evaluar debemos identificar los avances y lo que se necesita reforzar, para así poder brindar una retroalimentación que oriente hacia la mejora.

¡Esperamos que la información te sea de utilidad!

¡Participa en la conversación, deja tus comentarios!