Todo sobre rúbricas: qué son, cómo elaborarlas y ejemplos editables

Contar con instrumentos y herramientas adecuadas para evaluar a los alumnos es esencial en la labor de los docentes, dentro de la gran variedad de opciones que existen,  las rúbricas son uno de los instrumentos de evaluación más completos que podemos usar para valorar el nivel de logro de los aprendizajes de los estudiantes. En este artículo te diremos qué son las rúbricas de evaluación, la diferencia entre rúbricas globales y analíticas, cómo elaborarlas y además podrás descargar ejemplos de ellas.

¿Qué es una rúbrica de evaluación?

Es un cuadro de doble entrada, que se integra por tres elementos primordiales:

a) Indicadores: aspectos centrales de aquello que interesa lograr y valorar.

b) Niveles de logro: por ejemplo excelente, muy bien, bien, regular.

c) Descriptores de logro (sólo para las rúbricas analíticas): progresión desde los niveles inferiores a los superiores o viceversa.

¿Para qué sirven las rúbricas de evaluación?

  • La rúbrica permite hacer explícitos, tanto para los alumnos como para los docentes, las expectativas (resultados esperados), los criterios (indicadores) del desempeño o de productos a evaluar y los distintos niveles de calidad o logro en ellos.
  • Sirve también de guía para evaluar, calificar y/o retroalimentar el desempeño de los estudiantes y las estrategias de enseñanza de los docentes.
  • Es útil como herramienta de autoevaluación, ya que ayuda a los estudiantes a tener mayor control sobre sus procesos de aprendizaje.

Rúbricas globales y  analíticas

Existen dos tipos de rúbricas, las globales y las analíticas, a continuación te describimos cada una de ellas:

Rúbricas globlales: Las rúbricas globales o también conocidas como holísticas, hacen una valoración integrada del desempeño del alumno, sin precisar los componentes del proceso o temática evaluada. Se emplean cuando se necesita realizar una evaluación más general.

Rúbricas analíticas: Las rúbricas analíticas se emplean para evaluar las partes del desempeño de los alumnos, desglosando sus componentes para obtener una calificación total. Puede utilizarse para determinar de forma más específica el estado del desempeño, identificar fortalezas, debilidades, y para permitir que los estudiantes conozcan lo que requieren para mejorar.

¿Cómo se elabora una rúbrica analítica?

Aquí te explicamos a detalle cómo se elaboran las rúbricas analíticas y te mostramos un ejemplo:

  • Los indicadores  se colocan en la primera columna.
  • Los niveles de logro en la primera fila.
  • Finalmente en el cruce de ambas se ubican los descriptores de logro que dan cuenta del nivel alcanzado por los estudiantes, cada descriptor de logro debe ser muy preciso en cuanto a las formas en que se manifiesta (observa) en cada uno de los niveles.
Rúbrica analítica ejemplo

¿Cómo se elabora una rúbrica global?

Aquí te explicamos a detalle cómo elaborar una rúbrica global y te mostramos un ejemplo:

En las rúbricas globales no existe un formato como tal, aunque se podría estructurar de la siguiente manera:

  • Los niveles de logro en la primera columna.
  • Los indicadores o criterios en las filas.
Rúbrica global ejemplo

Diferencias entre las rúbricas analíticas y globales

Como puedes apreciar en las imágenes, existen ciertas diferencias entre las rúbricas analíticas y las globales, las cuales se podría sintetizar así:

-Las rúbricas globales son útiles para realizar una evaluación general sin entrar en detalles.

-Las rúbricas analíticas se emplean cuando se desea realizar una evaluación más completa, ya que es más detallada y específica.

Recomendaciones para diseñar rúbricas de evaluación

Para diseñar una rúbrica, ya sea global o analítica se recomienda:

1. Delimitar los objetivos de la evaluación:  Identificar y hacer explícito el objetivo de evaluación que se persigue con este instrumento. Identificar las acciones, tareas, comportamientos, habilidades o actitudes que se desean evaluar.

2. Definir los indicadores a evaluar: Los indicadores deberán centrarse en los aspectos fundamentales del aprendizaje esperado, desempeño o producto.

3. Definir los niveles de logro: Establecer los niveles con los que se evaluarán los indicadores, deben ser graduales considerando desde un nivel “mínimo” hasta un nivel “óptimo”: Se recomienda utilizar hasta cuatro niveles, sin embargo, la cantidad y la forma de denominarlos depende de cada docente.

Ejemplos de niveles de logro en una rúbrica:

-En proceso / Aceptable / Logrado / Sobresaliente

-Participante / Aprendiz / Habilidoso / Experto

-En desarrollo / Competente / Ejemplar

4. Establecer los descriptores de logro (cruces entre los indicadores a evaluar y los niveles de logro): Los descriptores deben ser claros. Todos los niveles de logro deberán mantener coherencia con el indicador que representan y estar claramente diferenciados o graduados. Deben ser fácilmente observables y redactarse en forma descriptiva, sin juicios de valor.

5. Socializar el instrumento: Su diseño puede ser individual o colectivo. Se recomienda que esté abierto al diálogo y a la revisión con los alumnos y otros docentes, con la intención de identificar si es clara y comprensible.

Te recomendamos leer también: Instrumentos de evaluación: ejemplos de guía de observación, diario de clase, registro anecdótico y escala de actitudes

¿Cómo aplicar las rúbricas de evaluación?

Te compartimos unos consejos acerca de cómo emplear las rúbricas de evaluación antes, durante y después de impartir un tema, proyecto o unidad didáctica:

-Compartir la rúbrica con los estudiantes para que conozcan el desempeño o las características del producto esperados.

-Durante el desarrollo de las actividades, permitir al estudiante orientar su proceso al establecer, a través de los descriptores, las características del producto o desempeño que se les ha solicitado realizar.

-Como auto y coevaluación se puede utilizar como herramienta de devolución para que los estudiantes, junto con el docente, puedan analizar y discutir sus propios trabajos o los de sus compañeros a través de las descripciones que ofrece el instrumento.

Ejemplos descargables de rúbricas

A continuación te compartimos un enlace para que puedas descargar 10 ejemplos de rúbricas analíticas editables para que te puedas guiar al diseñar las que necesitas en tu labor diaria.

Enlace de descarga de los ejemplos: Diez ejemplos de rúbricas analíticas editables

Conclusiones

Las rúbricas de evaluación nos permiten identificar los avances así como los aspectos que se necesitan reforzar, tanto en los aprendizajes de los alumnos, como en los procesos de enseñanza empleados por el docente, por lo que su implementación va acorde con el enfoque de la evaluación formativa. Así mismo, su diseño se puede adaptar para implementarla como instrumento de evaluación en diferentes niveles, por lo que es una herramienta indispensable para todos los docentes.

¡Espero que la información y los materiales te sean de utilidad!

Referencias:

Fichas técnicas de instrumentos de evaluación, SEP, 2017

Las estrategias y los instrumentos de evaluación desde el enfoque formativo, SEP, 2012

Estrategias didácticas basadas en el enfoque participativo, SNTE, 2013

¡Participa en la conversación, deja tus comentarios!