Herramientas e instrumentos para evaluar y retroalimentar a distancia

Como sabemos, la pandemia por el COVID-19 ha obligado a los docentes y alumnos a trabajar a distancia, por ello tanto el proceso de enseñanza-aprendizaje como las estrategias de evaluación han debido adaptarse a esta modalidad de trabajo. En este sentido, es preciso que los profesores cuenten con alternativas que les permitan evaluar a distancia o en línea el nivel de logro en los aprendizajes por parte de los estudiantes, ya que de esta manera se pueden tener insumos para retroalimentar hacia la mejora permanente.

Herramientas e instrumentos para evaluar a distancia

¿Qué es la evaluación a distancia?

La evaluación a distancia es aquella que se realiza fuera del recinto escolar, empleando recursos como internet, foros, chats, correos electrónicos o videoconferencias, entre otros.

¿Qué, a quién, cuándo y cómo evaluar?

Es indispensable para realizar una evaluación pertinente, que se tenga certeza en los propósitos, por ello es preciso clarificar:

¿Qué se desea evaluar?

Se debe tener definido lo que se desea evaluar, y traducir esto en criterios o indicadores bien definidos.

¿A quién se va a evaluar?

Ejemplos:

Heteroevaluación: La evaluación del docente a los estudiantes.

Autoevaluación: Evaluación del propio alumno.

Coevaluación: Evaluación entre pares.

¿Cuándo se va a evaluar?

Funciones de la evaluación:

Diagnóstica: Se realiza de manera previa a iniciar un proceso, con el objetivo de explorar los conocimientos que ya poseen los estudiantes acerca del tema. Puede llevarse a cabo al inicio de un ciclo escolar o de una situación o secuencia didáctica.

Formativa: Se realiza durante todo el proceso, identificando los avances y áreas de oportunidad. La retroalimentación que se deriva de ella es imprescindible para favorecer el aprendizaje de los estudiantes, así como para que el docente mejore su estrategia de enseñanza.

Sumativa: Se realiza al final del proceso, promueve que se obtenga un juicio global (calificación) del nivel de logro de los aprendizajes al concluir una situación o secuencia didáctica. Se basa en la recolección de información acerca de los resultados de los alumnos, así como de las estrategias y actividades que ha implementado el docente.

¿Cómo se va a evaluar?

En la evaluación a distancia, es necesario también tener claro lo que se va a empelar para evaluar, algunas opciones son:

Instrumentos de evaluación: Rúbricas, listas de cotejo, pruebas objetivas, entre otras.

Herramientas digitales para llevar a cabo la evaluación: Aplicaciones, plataformas, Blog, páginas web, mural digital, entre otros.

Medios para evaluar a distancia o en línea

Existen diversos medios para evaluar a distancia o en línea, algunos de ellos son:

El chat, la audioconferencia y la videoconferencia: Estos son sincrónicos, ya que la interacción es en tiempo real. Tiene la ventaja de que se puede evaluar en el momento y la retroalimentación es inmediata.

Otros medios son los foros, el correo electrónico o los blogs: Estos son asíncrónicos, la comunicación es diferida, ya que no hay coincidencia temporal. Tiene la ventaja de que la evaluación puede realizarse detenidamente.

Instrumentos para evaluar a distancia

A continuación te compartimos una serie de instrumentos de evaluación que puedes emplear para evaluar a distancia. Estos pueden ser utilizados a través de los medios que describimos anteriormente.

Pruebas objetivas: Son propuestas de evaluación que se construyen a partir de un conjunto de preguntas claras y precisas, que demandan del estudiante una respuesta limitada a una elección entre una serie de alternativas o, en su caso, una respuesta breve.

 Las preguntas constituyen una muestra representativa de los contenidos a evaluar. Ofrecen la ventaja de poder calificarse en forma automatizada, se estructuran con reactivos acordes a los temas estudiados. Algunos tipos de preguntas de estas pruebas son: de opción múltiple, de ordenamiento, verdadero o falso, entre otras.

Proyectos: Se elabora un informe o proyecto relativo al tema que estudiaron, es muy útil para evaluar conocimientos integrados. Al igual que los demás instrumentos, es necesario que se establezcan criterios claros, y que se compartan con los estudiantes.

Rúbricas: Una rúbrica es un cuadro de doble entrada, que se integra por tres elementos primordiales: 1. Indicadores: aspectos centrales de aquello que interesa lograr y valorar. 2. Niveles de logro: por ejemplo excelente, muy bien, bien, regular. 3. Descriptores de logro: progresión desde los niveles inferiores a los superiores o viceversa.

Listas de cotejo: Una lista de cotejo es un cuadro de doble entrada en el cual se anota en la columna izquierda una lista de criterios (palabras, frases u oraciones) que señalan con claridad las acciones, tareas, comportamientos, habilidades o actitudes que se desean evaluar de un proceso de aprendizaje.

Preguntas intercaladas: Son preguntas relativas al tema, se preparan previamente y se plantean durante la clase o sesión en línea. Es importante que los cuestionamientos se diseñen de forma pertinente y con un propósito definido.

Portafolios: Un portafolios es  un archivo en el cual se integran trabajos y evidencias relevantes de las actividades de los alumnos.En él se incluyen también observaciones y retroalimentaciones que ayuden a superar las dificultades en el aprendizaje. Al utilizarse durante todo el proceso (unidad, curso) puede emplearse para asignar una calificación (evaluación sumativa).

Mapas conceptuales: El mapa conceptual es muy útil para representar de forma esquemática la información acerca de un tema. Sirve como estrategia de enseñanza y aprendizaje para también como instrumento de evaluación. Para ello es indispensable establecer con claridad y anticipación los criterios a evaluar y comunicarlos a los estudiantes.

Herramientas digitales para evaluar a distancia

Las anteriores técnicas e instrumentos de evaluación se pueden emplear en conjunto con algunas herramientas digitales, a continuación te compartimos una lista  de ellas:

Socrative: Compatible con Android, iOS y Chrome, permite crear concursos de preguntas y respuestas para que los estudiantes participen en ellos. Requiere que se registren (tanto alumnos como el profesor), al hacerlo se puede realizar un seguimientos de los avances. Se tiene acceso a “quizs” ya creados por la comunidad, pero también da la posibilidad de crear los propios.

Rubistar: En este sitio puedes crear, guardar y editar rúbricas de evaluación. Así mismo tienes la posibilidad de acceder a ellas desde cualquier lugar.

Kahoot!: Es una plataforma en línea con enfoque lúdico, la cual permite crear “quizs” en línea, en los cuáles los estudiantes pueden participar de manera individual o en equipos. El profesor elabora las preguntas (pueden tomarse ideas de los kahoot! ya creados)  y los alumnos tratan de responderlas, al final aparece un ranking con los mejores resultados, los cuales pueden ser empleados para evaluar.

Google Forms: Esta herramienta permite crear formularios en línea de forma sencilla para evaluar contenidos estudiados. Una vez  creados, nos arroja información y estadísticas para poder evaluar y corregir fácilmente.

Jamboard: Es una de las herramientas que se incluyen en G Suite, se trata de una pizarra digital en las que se pueden gestionar los permisos para visualizar y editar. En ésta se puede escribir, añadir imágenes o notas de color, es ideal para evaluar trabajos colaborativos.

Edmodo: Permite crear tests personalizables para poder evaluar el nivel de logro de los aprendizajes de los alumnos acerca de cierto tema o materia. Cuenta con una guía paso a paso en la que se explica cómo utilizar esta muy buena herramienta.

Quizizz: Se trata de una plataforma gratuita, que permite a los profesores crear tests en línea y enviarlos a los alumnos. Después de que los alumnos los responden, el docente recibe un informe con los resultados a partir de los cuáles puede identificar las fortalezas y áreas de oportunidad de los estudiantes.

Trivinet: Te permite crear tus propios cuestionarios acerca de diversos temas o asignaturas, se puede usar perfectamente como herramienta para evaluar. De igual manera puedes tener acceso a estadísticas tanto personalizadas como grupales.

Te recomendamos también: 12 consejos para dar una clase en línea

La importancia de la retroalimentación

A la par de la evaluación, debe ir ligada una retroalimentación pertinente y adecuada, que oriente hacia la mejora.

¿Qué es la retroalimentación?

La retroalimentación puede entenderse como el componente de la evaluación que evidencia el vínculo entre los procesos de enseñanza y aprendizaje, ya que  permite explicitar cuál es el avance en los logros de los alumnos y con ellos da cuenta de la pertinencia en cuanto a los métodos, estrategias y recursos utilizados en la enseñanza.

Retroalimentar consiste en: Analizar, sistematizar y comunicar los resultados de la evaluación para que los alumnos cuenten con la información necesaria que les permita saber si se han logrado las metas de aprendizaje.  Con ello los estudiantes pueden reconocer los motivos de los avances o bien las dificultades en el proceso con el fin de que se hagan los ajustes necesarios.

Aspectos que nunca debes perder de vista al retroalimentar:

-La retroalimentación puede ser de manera verbal o escrita.

-Debe ser de forma oportuna y orientada hacia la mejora.

10 sugerencias para retroalimentar a los estudiantes

  1. Partir de las metas de aprendizaje y los criterios de evaluación.
  2. Incluirla en la planeación las actividades para dedicarle el tiempo adecuado.
  3. Expresarse con respeto y amabilidad.
  4. Brindarla oportunamente para poder ofrecer nuevas oportunidades de aprendizaje.
  5. Crear un clima de confianza en el que el alumno se sienta cómodo.
  6. Iniciar señalando los aspectos positivos.
  7. Indagar qué generó el avance o resultado.
  8. Ofrecer oportunidades para que los estudiantes identifiquen por sí mismos sus fortalezas, dificultades y áreas de mejora.
  9. Jerarquizar y elegir lo más significativo para mejorar el aprendizaje.
  10. Expresar con claridad qué esperamos que ocurra después.

El reconocimiento de lo logrado, lo que falta por recorrer, lo hecho y lo mejorable tendrán sentido siempre que la realimentación se haga oportunamente, es decir, que entre la evaluación y la realimentación no pase demasiado tiempo.

Conclusiones

La evaluación de los aprendizajes es esencial en el proceso educativo, tanto en la modalidad presencial como en línea, ya que mediante ella se pueden valorar los avances así como los aspectos que son necesarios reforzar, todo esto con la finalidad de mejorar de manera continua. Como pudimos analizar también, existen diferentes alternativas para evaluar a distancia, por lo que queda a consideración de cada docente optar por aquellas que mejor se adapten a sus necesidades y contexto.

¡Esperamos que la información te sea de utilidad!

Referencias:

Quesada Castillo, R. Evaluación del aprendizaje en la educación a distancia “en línea”. RED. Revista de Educación a Distancia, número M6 (Número especial dedicado a la evaluación en entornos virtuales de aprendizaje) Consultado (22/05/2020) en http://www.um.es/ead/red/M6

SEP. Evaluar con enfoque formativo, la importancia de la realimentación, SEP. 2018

¡4 Comentarios! No te quedes fuera de la conversación

  1. silvita Bzz 28 mayo, 2020 Responder
    • Elida Stella 29 junio, 2020 Responder
  2. Orlando José González Sáez 8 junio, 2020 Responder

¡Participa en la conversación, deja tus comentarios!

A %d blogueros les gusta esto: